Festival de Cerveza Casera de Michigan

[Este artículo apareció en la edición de Enero/Febrero 2017 de la revista Zymurgy]

Por Pat Hyde

En junio de 2010, recibí un correo de voz de un muchacho que no conocía llamado Pat Craddock. Era miembro activo de The Kuhnhenn Guild of Brewers, un club de cerveza casera asociado de Michigan. Su correo de voz decía algo como: “Hola, los directivos de mi club me dijeron que supuestamente debo ayudarlo con algo de un festival. Llámame, o no lo hagas. No me importa”.

Se estaba refiriendo a charlas que había tenido con varios miembros de clubes de cerveza casera del área, como Cass River Homebrew Club, Kuykendahl Gran Brewers (KGB) y un grupo de cerveceros del área central de Michigan llamado Shiawassee County Area Brewers Society (SCABS), quienes pensaban que sería una excelente idea reunirnos y realizar festividades de fabricación de cerveza casera por la noche o durante el fin de semana.

Mi esposa y yo comenzamos a ser miembros activos de la comunidad de fabricación de cerveza casera de Michigan en 2008. Participamos en competencias, tomamos clases del BJCP, fuimos miembros del jurado y finalmente ayudamos a llevar a cabo algunas competencias importantes. Conocí tantas excelentes personas y tenía tanto en común con ellas que sentía que las conocía hace bastante tiempo.

En ese entonces, había bastantes competencias en Michigan y fuimos miembros del jurado en casi todas ellas. Me tomaba una pinta o dos como de costumbre con alguien después de las evaluaciones y finalmente, cada uno seguía su rumbo. Siempre quería quedarme más tiempo y seguir charlando.

Cuando me dieron la tarea de organizar un lechón asado del club para SCABS y Cass River (mi club en ese momento), vi la oportunidad de reunir la comunidad de cerveza casera en nuestra región y organicé un evento de campamento de fin de semana. Mi club accedió a cubrir los gastos siempre que le devolviera el dinero después del evento. Fue en ese momento cuando conocí a ese joven cascarrabias de Pat Craddock, y todo realmente alzó vuelo.

Acordamos hacerlo el tercer fin de semana de agosto en el campamento Groveland Oaks en Holly, Michigan. Estuvimos todo el verano asistiendo a reuniones de clubes de cerveza casera de todo el estado, apareciendo en transmisiones locales y haciendo todo lo que pudiéramos para esparcir la noticia sobre el Festival de Cerveza Casera de Michigan (Michigan Homebrew Festival, MHF) y todas nuestras ideas en torno a él. Teníamos miedo, no solo porque no sabíamos cómo se daría todo, sino también porque quedaría metido en la deuda del elevado depósito con el campamento si no obtenía los resultados esperados.

A medida que todo se acomodaba, comenzamos a trabajar con un amigo llamado Dan Frechette. Dan tenía en ese momento la tarea de tomar la competencia de fabricación de cerveza casera Michigan State Fair extinta y convertirla en lo que hoy se conoce como Michigan Beer Cup. Decidimos trabajar juntos y ser los presentadores de la ceremonia de entrega de premios en el MHF. Haríamos una ceremonia de entrega de premios decente con un micrófono y un escenario, y no tendríamos límite de tiempo, lo cual sería un gran avance si se tiene en cuenta el pequeño rincón de la cabaña en el que se nos había metido en la competencia del State Fair.

A medida que se acercaba el primer MHF, tomábamos reservas y recibíamos un asombroso apoyo de los patrocinadores. El primer año reservamos y ocupamos 30 sitios para acampar en un circuito privado del campamento. Ya no me preocupaba por devolverle el dinero a mi club, ya que habíamos recaudado suficiente dinero como para terminar sin pérdidas. Los sitios para acampar se dividían en áreas de club y áreas de campamento. Los clubes colocaron puestos en los sitios para acampar y sirvieron cerveza casera de barriles Cornelius y botellas, ¡tal como se hace en un festival real!

Cerveza de trigo Hoppy

  • Volumen del batch: 45,4 litros (12 galones estadounidenses)
  • Densidad inicial: 1,047 (11,6 grados Plato)
  • Densidad final: 1,011 (2,6 grados Plato)
  • Color: Entre 5 y 6 según el SRM
  • Amargor: 25 IBU
  • Alcohol: 4,8 % según el volumen

MALTAS

3,18 kg (7 lb) de malta de trigo blanca Briess

3,63 kg (8 lb) de Pale Ale de 2 carreras Briess

1,81 kg (4 lb) de malta Pilsner Weyermann

454 g    (1 lb) de malta de miel

LÚPULOS

11 g (0,4 oz) de lúpulo Citra, 12,5 % de alfa ácidos a los 60 min

57 g (2 oz) de lúpulo Amarillo, 12 % de alfa ácidos, en el whirlpool 20 min después del final del hervor

57 g (2 oz) de lúpulo Citra, 12,5 % de alfa ácidos, en el whirlpool 20 min después del final del hervor

42 g (1,5 oz) de lúpulo Amarillo, 12 % de alfa ácidos, Dry hop por 5 días

42 g (1,5 oz) de lúpulo Citra, 12,5 % de alfa ácidos, Dry hop por  5 días

LEVADURA

Dos paquetes de levadura de cerveza ale seca inglesa White Labs WLP 007 (consulta las indicaciones)

NOTAS DE FABRICACIÓN

Veinticuatro horas antes del día dela cocción , prepara un starter  de 1800 ml, que tenga 1,038 de densidad inicial, y agrega los dos paquetes de levadura. Macera con una sola infusión a 67 °C (152 °F) durante 60 minutos. Enfría el mosto a 19 °C (66 °F), airéalo y agrégale levadura. Aumenta la temperatura lentamente, de manera que el último 15 % de fermentación activa se realice a 22 °C (71 °F). Mantén esa temperatura hasta el día 8. Reduce la temperatura a 19 °C (67 °F) y agrega 42 g (1,5 oz) de lúpulo Citra y 42 g (1,5 oz) de lúpulo Amarillo después de enfriar el mosto. Transfiere la cerveza el día 13 o 14 con un recipiente de transferencia sellado y presurizado. La cerveza debería adquirir su mejor sabor a las tres semanas de añejamiento.

VERSIÓN DE MACERACIÓN PARCIAL

Macera las maltas de miel y Pilsner a 67 °C (152 °F) durante 60 minutos. Haz que el macerado recircule hasta que el mosto esté claro, coloca el mosto en el hervidor, lava el mosto con agua de ósmosis inversa a 73 °C (163 °F) y luego disuelve 5,44 kg (12 lb) de extracto de malta de trigo líquida Briess en el mosto. Sigue extrayendo el mosto hasta que se alcance el volumen de hervor deseado; luego, sigue como se indica arriba.

La ceremonia de entrega de premios fue un éxito, comimos lechón asado e hicimos que los casi 100 asistentes pasaran un buen momento. Habiendo realizado el primer MHF, no había dudas de que la comunidad de cerveceros caseros de Michigan tenía suficiente interés por que convirtamos el festival en un evento anual.

El año siguiente, duplicamos la cantidad de sitios para acampar a 60 y alrededor de 200 campistas, y en el quinto año, 500 alegres campistas se albergaron en 130 sitios para acampar y seis cabañas, muchos de los cuales se quedaron desde el miércoles por la tarde hasta el domingo por la mañana. Nos entusiasmaba haber vivido tan enorme crecimiento a lo largo de aquellos años y, a la vez, mantener nuestro círculo de gente mayormente limitado a cerveceros y aficionados de la cerveza. El crecimiento del MHF también requirió de más voluntarios. Tuvimos la suerte de incorporar un par de amigos que nos ayudaron: Ben Ruppel y Amy Williams han sido parte del equipo desde entonces.

Si se tiene en cuenta todo lo que ha cambiado a lo largo de los años, hay dos pilares del exitoso festival que se mantuvieron constantes. La cerveza es el obvio, y la comida es el otro. Independientemente la hora del día, muchas de las actividades que se planifican de miércoles a sábado por la tarde se centran en la comida.

La primera experiencia culinaria del fin de semana es una cena de cinco a seis platos que marida cerveza y comida, y se lleva a cabo el jueves por la tarde. Solo entre 30 y 35 personas afortunadas asisten al evento, el cual es preparado por organizadores y voluntarios de MHF. Casi todos los ingredientes se obtienen de mercados de productores locales o son cultivados y recolectados por nosotros mismos. La comida se prepara y sirve al aire libre, y se cocina con gas, carbón o fuego.

La cena comienza con una cerveza de bienvenida de fabricación casera que, por lo general, es ligera y refrescante. Cada plato después se marida con un tipo de cerveza comercial de Michigan, a veces dos. Entre los platos populares que se sirvieron en años anteriores, se incluyeron solomillo de venado y una reducción de cereza desecada con una cerveza ale fuerte oscura belga, queso de cabra y nueces con una cerveza Quadrupel belga, y salchicha cubierta de harina de maíz casera con una cerveza Pilsner tipo alemán. En más de una ocasión, el postre se sirvió con una cerveza negra de barril bourbon Dragon’s Milk de New Holland Brewing.

El viernes por la mañana, muchos invitados del MHF se reúnen debajo de uno de los pabellones para participar en una competencia de cocina anual de tostadas francesas (torrijas). Este es el evento de mayor trayectoria del festival y atrae a muchos participantes. Desde pan de masa fermentada casera (sourdough) en una reducción de cerveza negra a tostadas francesas (torrijas) con cereales Fruity Pebbles incrustados, todo está permitido. Uno de los principales desafíos de la competencia es que muchos de los miembros del jurado tienen 12 años o menos.

El Festín del Viernes se ha realizado desde el año uno y es por mucho el evento culinario más popular del fin de semana. Se trata de una cena estilo “potluck” que se realiza por la tarde en la que cada cervecero cocina un plato para compartir debajo de un pabellón grande con amigos cerveceros de todo el estado. Hay cerveza comercial de fabricación local disponible, y se invita a los asistentes del Festín del Viernes a cocinar y maridar sus creaciones con esta. La cerveza comercial que se ofrece es de un cervecero casero que recientemente lo ha comenzado a hacer profesionalmente, y el festín de este año tuvo como protagonista al miembro del CRAFT Homebrew Club Cary Brooks, quien sirvió cerveza de su nueva cervecería Brooks Brewing. Al mismo tiempo que se lleva a cabo la cena, algunos clubes locales realizan una competencia de cocina de comida ahumada, en la que se presentan varias cervezas concursantes y se entregan premios a los primeros tres ganadores.

Una vez que se guarda la comida y se pone el sol, comienzan las festividades de la cerveza. Se iluminan los puestos de los clubes, se puede escuchar música y risas por doquier, y, por lo general, duran hasta la madrugada. Es común entrar a un puesto que se ha preparado para simular el Coliseo Romano o una taberna del siglo XIX. Es posible encontrarse un robot o dos que sirven tuercas y pernos como bocaditos.

Las festividades del viernes suelen dejar a todos medio mareados el sábado por la mañana, pero hemos encontrado una manera de combatir esa horrible sensación: el siempre popular bar de Bloody Mary. Con el gran aporte de proveedores, patrocinadores y asombrosos clubes, como Genesee Brewers, ofrecemos ayuda para aquellos con resaca. Además de los tradicionales ingredientes del cóctel Bloody Mary, es común encontrar elementos inusuales, como costillas recién ahumadas que te dan más sed. Si llevas tu trago al albergue principal, te servirán un desayuno gratis de cortesía de los clubes de cerveza casera participantes. Este año, el club de cerveza casera Black River ofreció galletas ahumadas y salsa, y Sons of Liberty preparó una cazuela de desayuno con salchichas, patatas fritas, huevos y queso.

A medida que el sábado por la mañana se convierte en tarde, los puestos de los clubes se vuelven a iluminar con antelación a lo que llamamos los “visitantes de un día”. A muchos de nuestros invitados de un solo día les gusta asistir a la ceremonia de entrega de premios de la competencia de cerveza casera Michigan Beer Cup. Esta y su predecesor (Michigan State Fair) representan una de las competencias de mayor trayectoria en un solo estado del país. Los cerveceros vienen desde lugares tan lejanos como la región de la península superior de Michigan para asistir al evento, y las cervezas concursantes suelen ser alrededor de 700.

Después de los premios, las festividades incluyen desde socializar en los puestos de los clubes hasta participar en feroces competencias de fuerza con una soga entre clubes. Hay un carro de comida o empresa de barbacoa local la mayor parte del día sábado para aquellos que no quieren cocinar. Yo prefiero deambular por el campamento y buscar un chef cocinando al aire libre y que cuyas ondulantes nubes de humo revelen su ubicación. Creo que no preparé una comida para mí en el MHF en seis años.

Al final, el día se vuelve noche, y el área de clubes deja de ser un campamento para transformarse en un área de recreación para los cerveceros caseros. Puedes encontrar una banda tocando música en un rincón. Puedes acariciar un cerdo barrigón. Puedes encontrarte en el medio de una fiesta de baile. Pero siempre encontrarás excelente cerveza, comida y amigos en el Festival de Cerveza Casera de Michigan.

El Festival de Cerveza Casera de Michigan se lleva a cabo una vez por año, el tercer fin de semana de agosto en Camp Agawam, Lake Orion, Michigan. Los cerveceros y clubes de toda la región y país son siempre bienvenidos. Visiten mhfsite.com para obtener más información.

* * *

Pat Hyde es un contratista de paneles de revestimiento lateral en el sudeste de Michigan durante el día y un cervecero casero ávido durante la noche. Ha ganado muchas medallas en competencias y es miembro del jurado del BJCP con categoría de “nacional”, pero nunca se toma las cosas muy en serio, incluida la cerveza.

Homebrewers Association
Homebrewers Association

 
Link goes to join or renew membership page