Lo que Palmer, Papazian y la fabricación de cerveza casera hicieron por mi matrimonio

Link to article
homebrewing-trivia

[Este artículo apareció en la edición de mayo/junio 2017 de la revista Zymurgy]

Por Leslie Patiño

En 1979, cuando mi esposo Hugo obtuvo su primer trabajo de fabricación de cerveza en Cervecería Cuauhtémoc, en México no existía la cerveza artesanal ni la fabricación de cerveza casera, y la macro fabricación de cerveza era un mundo de hombres. Para cuando nos mudamos a Colorado, donde Hugo fabricó cerveza en Coors durante 23 años, ambos teníamos una carrera profesional, facturas, niños y pasábamos a la siguiente clase de piano. Finalmente, llegó ese glorioso y atemorizante día en el que nos miramos y nos dimos cuenta de que éramos oficialmente una pareja retirada con un nido vacío.

Luego Hugo comenzó a dar algunas clases sobre fabricación de cerveza en el sitio para el Instituto de Tecnología Siebel. Disfruté de la libertad de acompañarlo y me uní a los participantes en las excursiones de fabricación, cenas y eventos sociales. Inevitablemente, algunos cerveceros caseros experimentados preguntaban: “¿Fabrican cerveza casera?”

Cuando finalmente comencé a sentirme demasiado avergonzada por la pregunta, le dije a Hugo que teníamos que comenzar a fabricar cerveza casera. Pero después de años de supervisar cervezas en 600 barriles altamente automatizados, la idea de tener lotes de 5 galones en la cocina no le pareció muy atractiva.

Finalmente, una tarde le dije que yo misma aprendería a fabricar cerveza casera. Hugo suspiró, arqueó los ojos y colocó un pesado libro sobre mis manos. “Te sugiero leer esto primero”.

How to Brew”, (Cómo fabricar cerveza) leí en voz alta, “John Palmer. Everything you need to know to brew beer right the first time”. (Todo lo que necesitas saber para fabricar cerveza por primera vez). Tomé un marcador y busqué una silla cómoda.

Este probablemente sea un buen momento para mencionar que siempre fui pésima en ciencias. Después de una hora, volví a aparecer. “Terminé el capítulo uno”, dije con aire de suficiencia, hojeando 14 páginas ahora rosadas y negras con frases resaltadas y notas garabateadas con tinta.

Nunca me importó que How to Brew tuviese 347 páginas. Seguí leyendo, resaltando, garabateando y haciendo preguntas. Muchas y muchas preguntas. Teníamos conversaciones diarias sobre la fabricación de cerveza y la ciencia detrás de ella. Eso llevó a debates más largos, más profundos y emocionantes acerca de todo lo relacionado con la cerveza.

Claro, hablar sobre cerveza es como hablar sobre conducir. Finalmente, tienes que ponerte detrás del volante. Comencé a evolucionar de una bebedora casual de cerveza a una degustadora bastante informada. Las conversaciones sobre cerveza o lúpulos nunca eran suficientes para mí. Era una locura, pero tenía sentido.

Una vez que tuve un entendimiento básico de la fabricación basada en extractos y de maceración parcial, ingresé a la tienda local de cerveza casera, extremadamente nerviosa, y salí con una copia de The Complete Joy of Homebrewing (El placer completo de la fabricación de cerveza casera). Papazian y yo congeniamos desde la primera página. Algunas noches, en nuestra oscura habitación, mantenía a Hugo despierto tanto como podía, agobiándolo con preguntas.

Fue una discusión acerca de comprar equipos lo que finalmente lo entusiasmó. Este era un nuevo desafío para el cervecero maestro: hacer una buena cerveza con equipos y gastos mínimos. Durante dos años, fabricamos extractos y cervezas de maceración parcial aceptables con equipos en los que invertimos un par de cientos de dólares. Yo seguía leyendo y acosando con preguntas a todos los cerveceros caseros que conocía. Finalmente, el pasado mes de noviembre, invertimos en un Grainfather, así que ahora fabrico exclusivamente cerveza en granos tradicional, incluso cuando mi “cervecero asistente” se encuentra ausente enseñando a cerveceros profesionales.

John, Charlie, les debo una cerveza casera.

Leslie Patiño escribe sobre cerveza semanalmente en “Not My Father’s Beer”, (No la cerveza de mi padre) lesliepatinoauthor.com/blog.